jueves, 31 de mayo de 2012

Magisterio de magia.

Soy ambicioso, cabezota, e imaginario. Así que he decidido investigar como sacarme la carrera de mago. Decidí buscar en Google las palabras ¿cómo ser mago? y en vez de pulsar en "buscar con Google", preferí pulsar la opción que hay a su derecha, cuyo texto es "voy a tener suerte". Para ser mago has de tener las ideas claras, esforzarte en lograrlo, y el ingrediente secreto, una pizca de suerte.

Cuando hice click en esa opción me salió la típica página de Yahoo Respuestas, alguien hace menos de un año decidió consultar la duda que tengo en esta página. La mejor respuesta valorada por la gente era corta y sencilla, era tan breve que solo tenía una palabra formada por doce letras: e-n-a-m-o-r-a-n-d-o-t-e. Cuando terminé de leer su respuesta no entendía nada, no terminaba de comprender a que se refería, entonces decidí buscar alguna respuesta más concreta. La gente se lo tomaba a cachondeo, pero estoy seguro de que la persona que realizó la consulta no se lo tomaba para nada en tono de broma.


Entonces al final del todo, hubo otra respuesta, parecida a la mejor valorada, más concreta, y ¿del mismo autor?, esta decía:
"Cuando te enamoras, sientes el poder de tener la vida a tus pies. Notas que controlas el tiempo y que conviertes la vida para siempre en una primavera eterna. Te sientes mágico, pero no controlas esta magia: por eso no entiendes que siempre suene vuestra canción en la radio, pongas la cadena que pongas. No terminas de encontrar una explicación a por qué ella siempre quiere ver esa película, que la hace llorar, pero luego hace que tenga más ganas de besarte que antes. 


Cuando te enamoras todos te toman por loco y por cursi. Pero qué más da, ¿si vives junto a la esencia de la vida? si estás junto a la sonrisa perfecta, el pelo castaño rizado que te enamora cada día al despertar, que te vuelve más loco cada noche. 



Cuando te enamoras, cada mañana te levantas con una sonrisa tonta, y una cara de atontado, pero es normal, si todos soñaramos con la chica ideal todas las noches, y cuando nos levantamos vemos que la chica ideal es una realidad, la muerte parece algo sin peligro, el colofón de una vida marcada por ella, desde el primer momento hasta el beso final.
La carrera de mago nunca es fácil, pues como dije antes es algo que no controlas y que a veces rompe el amor. Pero eso provoca que la chispa salte más que nunca. Orgasmos, insultos, peleas, besos, caricias, masajes, locuras, abrazos, lágrimas...¿quién nunca ha notado la chispa tras una pelea? ¿Quién nunca se ha enamorado más que antes de él, o ella, tras una discusión por tonterías?"
Tras leer esta respuesta, lo decidí, ni futbolista, ni torero, ni escritor. Quiero ser mago por y para ella.