viernes, 11 de marzo de 2016

¿En qué están pensando?

Como ser humano que soy, tengo la costumbre –mala costumbre, mejor dicho–, de creer que la multitud de personas con las que me cruzo todos los días, son personas que como yo, tienen una educación asimilada gracias a su padre, y gracias a su madre. Pero como decía, parece que no, que algo tan normal a mi parecer y al de una porción de la sociedad no es algo correctamente debido.

Es por ello que me cuesta comprender muchas cosas que han ocurrido esta semana: ¿en qué estaban pensando los actuales Reyes de España  cuando descaradamente dieron su apoyo a alguien que ya estaba siendo acechado por la sombra de la corrupción? ¿de verdad piensa alguien en este país que si quien tiene que dar ejemplo, osease, la corona, los políticos, los deportistas, los artistas, no lo da, los que lo pasamos mal para llegar a fin de mes vamos a acabar siendo los que demos ejemplo?


¿En qué estaba pensando ese imbécil con antecedentes por malos tratos para observar a una mujer con clara falta de amor a sí misma y en estado medio inconsciente para aprovecharse de ella, para violarla y para acabar con su vida satisfaciendo sus necesidades íntimas más profundas? ¿En qué estaban pensando los dos detenidos, que tras una pelea, deciden aprovechar la debilidad del otro contendiente de la pelea para debilitarlo, tirarlo al río y romperle las piernas y un brazo? ¿En qué estaba pensando el tan independentista, tan catalán y tan catalanes con pedirle al estado dinero mediante una ley que el mismo político se encarga de decir que jamás va a pedir? ¿En qué estaba pensando esos antipepitos para confundir a alguien con antipedritos y ya por eso creer que tienen derecho a agredirles, más cuando alguno de esos muchachos que activan antes el uso de datos del móvil antes que el uso del cerebro para pensar y actuar resulta que eran menores de edad? Qué mérito merecen a veces los padres, en serio. Nunca seré lo suficientemente agradecido con los míos como para darles las gracias por darme educación y por lo tanto, dignidad.