miércoles, 23 de marzo de 2016

Espalda del miedo.

Ya casi cuando la Macarena está poniendo la Cruz de Guía en la Campana, nos encontramos de nuevo con un atentado del Estado Islámico. Lo de nuevo casi podría ser discutible, porque desde el 11S, ha pasado en muchas capitales mundiales: Madrid, Londres, París, Nueva York, y ahora Bruselas. Es un buen momento para recordar que el miedo que ahora mismo sentimos cada uno de nosotros es el miedo que sienten a diario las personas que viven en países como Siria.

También es un buen momento para recordarles a algunas personas algo muy sencillo: ni todos los vascos son “etarras” ni todos los musulmanes son terroristas. En otra cosa no, pero en etiquetar a la gente somos líderes indiscutibles. Lo digo porque ya hay gente de derechas pidiendo que tratemos a los musulmanes cual judíos en Berlín durante la Segunda Guerra Mundial. Es esto especialmente gracioso porque el Estado Islámico es un grupo fascista, y cuando les sueltas ese argumento ya están hablando de la URSS y de lo malo que es Pablo Iglesias. De hecho esta mañana en la M30 un grupo ultraderechista ya ha atacado una mezquita.

Después de lo de Paris en noviembre Bruselas puso la alerta máxima. A pesar de ello, todos éramos conscientes de que podía y de que iba a pasar algo así. Igual que si tras lo sucedido, aquí no vamos a cambiar el nivel de alerta, parece que estamos provocando a estos seres inhumanos a que ataquen nuestra tierra, cuando estamos en la semana que estamos, si sucediera algo aquí sí que sería una tragedia absoluta y más teniendo la cantidad de gente que se acumula en el centro de algunas ciudades de España.


¿Cómo se afronta esta situación? Bueno, me gustaría contar algo que puede no tener que ver, pero tiene y mucho que ver. En Reino Unido ayer tenían previsto estrenar un documental llamado “Arabia Saudí al descubierto” donde dicho estado no salía bien parado y donde se desnudaban todas sus vergüenzas. ¿Por qué relato esto? Porque Arabia Saudí es un país donde los DDHH no se cumplen, y es el principal aliado oriental de occidente. Por ejemplo España vende muchas armas a Arabia Saudí para combatir a ISIS. Pero claro, este tipo de cosas no gusta que se sepan. Ya saben, información es sinónimo de poder.